Potes oculta

KELATACONEA ı HOTEL INFANTADO

Buenas!!! Una quedada con amigas, unos anfitriones perfectos, un lugar incomparable a los pies de los picos de Europa y muchas ganas de pasarlo bien. Esta fue la mezcla que tuvimos hace unos meses cuando acudimos al Hotel Infantado en Ojedo (Liébana) a disfrutar de un plan muy especial preparado por  los chicos que lo regentan.

Hace un tiempo muy lejano, yo estaba peleada con esta zona de Cantabria. Odiaba su carretera en forma de desfiladero, por la que siempre me mareaba. Con el tiempo, y ya superadas las indisposiciones que me provocaban las curvas, comencé a querer a este Valle de Liébana y a su increíble Potes; tanto, que ya es un lugar habitual al que acudimos todos los años en infinidad de ocasiones, como podéis descubrir en este post sobre Fuente Dé y su teleférico. Durante este fin de semana que pasamos en el Hotel Infantado, pudimos disfrutar de varias actividades típicas de este lugar. Nos invitaron a conocer una de las bodegas más antiguas de la comarca, renovada ya por una nueva generación, que ha sabido buscar en el aguardiente un nuevo concepto de bebida y yo creo que de vida “Justina de liébana“.  La filosofía de Isabel García, la nieta de Justina, como ella bien explica, y su familiaridad, nos llevó a compartir un momento muy interesante en el recorrido de su bodega y una lección muy interesante sobre todo lo que la rodea. Sin duda una visita altamente recomendable donde se aprende un poco de historia sobre el orujo, de porqué y cómo se desarrolla su actividad en todo el Valle de Liébana.

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

justina de liebana

Durante todo el fin de semana disfrutamos de mas actividades como la visita a La Casa de las Doñas un retroceso a la época en la que la ropa interior tenia más tela que cualquier indumentaria que podemos utilizar hoy en día. Una casa que guarda muchos secretos de alcoba y mucho misterio. Realmente agradable la visita de casi dos horas donde te cuentan, mientras visitas las distintas estancias, la forma de vida de nuestros antepasados durante principios del siglo pasado. Un lugar recomendable, no sólo por la experiencia sino por la belleza del lugar y del paisaje donde se encuentra.

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

casa de las doñas

 

Para terminar un día de muchas emociones, no podíamos perdernos la cena en el restaurante que dispone el Hotel Infantado, donde la degustación de su carta fue una sorpresa para bien, ya que todas  esperábamos una elaboración más tradicional y resultó ser todo muy fusionado, con un gran servicio, muy personalizado y de buen gusto. Quizás alguien diría “así presentado como, le gusta a una blogger”. Si alguien quiere ir a este valle de Cantabria y esto es publicidad de mi cosecha, he de aconsejar las noches de fiesta por Potes. Aseguro buen ambiente nocturno hasta altas horas de la mañana…y si alguien quiere estar informada de a qué garitos acudir que se ponga inmediatamente en contacto conmigo, jejeje, es una de las zonas mas divertidas para salir que conozco, allá donde te crees que no hay nada.

hotel infantado

hotel infantado

hotel infantado

hotel infantado

hotel infantado

hotel infantado

hotel infantado

Para finalizar este post, tuvimos una visita obligada a el Monasterio de Santo Toribio; aprovechad a atravesar su puerta del Perdón que parece ser perdona todos los pecados! Además de ser un lugar de peregrinaje en este año Santo Santo Lebaniego, es un sitio para hacerse unas fotos espectaculares, pues cuenta con unas vistas que en las fotos podéis observar que son únicas.

Año Santo Lebaniego

Año Santo Lebaniego

Año Santo Lebaniego

Año Santo Lebaniego

Año Santo Lebaniego

Año Santo Lebaniego

He de dar las gracias a Isabel y Raúl, gerentes del Hotel Infantado, por la hospitalidad, el cariño y la amistad. Sois unas personas increíbles al frente de un gran negocio al que siempre acudir cuando se suba para Potes.

hotel infantado

Amigas, Sylvia y Vanessa….¿Para cuándo otra?

Año Santo Lebaniego

KELATACONEA ı HOTEL INFANTADO

2 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *